Nada Nos Puede Separar del Amor de Dios

Eres amada, nada te puede separar del amor de Dios.

 “Y estoy convencido de que nada podrá jamás separarnos del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios, ni nuestros temores de hoy ni las preocupaciones de mañana. Ni siquiera los poderes del infierno pueden separarnos del amor de Dios.
Ningún poder en las alturas ni en las profundidades, de hecho, nada en toda la creación podrá jamás separarnos del amor de Dios, que está revelado en Cristo Jesús nuestro Señor.” Romanos 8:38 y 39 NTV

No importa cómo nos sentimos, si tristes, solas, separadas de Dios, que Él está distante, que le hemos fallado, o que Él no nos ama, sin importar que sentimiento nos aflija o nos domine, el amor de Dios nunca se separará de nosotras. Ahí está, cercano, accesible, disponible, dispuesto a ser hallado.

“Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes.” Santiago 4:7 NTV

 Si nosotras lo buscamos, lo encontraremos; El nunca se esconde, no nos rechaza, así, que sin importar cómo nos sintamos, podemos estar seguras, que Él está presente, y nos ama.

“Al que a mí (Jesús) viene, no lo hecho fuera.” Juan 6:37

¿Quiéres buscarlo hoy? Yo me dispongo a hacerlo, sin importar cómo me sienta, yo sé que Él me está esperando, y te espera a ti también, sin importar cuál es tu sentimiento, o situación. Dios es un Dios de relación, de contacto y de intimidad, y contigo quiere estar. ¿Por qué? Porque tú eres Su creación. El Creador nunca se aleja de Su creación. Es responsable de ella, y la ama.

No hay nada que desea más que estar junto a ti. ¡Cuánto Él nos ama!

Su amor es real y eterno, y te está esperando. Ven confiadamente a Él . No te rechazará. No hay lágrima que no pueda secar, no hay herida que no pueda sanar, no hay dolor que no pueda quitar, no hay cosa rota que no pueda arreglar, no hay problema que no pueda solucionar, no hay NADA que Él no pueda hacer. Lo único que no hará jamás, es alejarse de ti, porque te ama, con amor sin igual, Él te ama, y nada lo puede separar de ese amor hacia ti.

Nada. Nada es nada. Nada de lo que tú hagas o no hagas, nada de lo que alguién haga o no haga, nada de lo que el mundo, las circunstancias, la vida, las desilusiones, las desventajas, nada se puede interponer entre tú y Él , y nada hará disminuir Su amor por ti, y por siempre te amará.

Ven a Él, te está esperando.

Que pases un precioso tiempo a Su lado,

Nerlyn Domínguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *