El Cofre de Nuestro Corazón

Cada mañana empleamos tiempo mirando en nuestro closet que ropa hemos de ponernos. Buscamos la combinación de colores, con sus chaquetas y zapatos que nos parezcan mejor. El toque final de nuestro atuendo lo elegimos de nuestro cofre, de la cajita que guardamos con cuidado en una de nuestras gavetas, o en un lugar privilegiado de nuestra cómoda, al frente donde se vea, y lo suficientemente seguro para que no se caiga y se dañe algunas de sus piezas preciosas. Para blusas blancas me encanta usar collares de perla y los aretes con perlas también. Hay días que quiero algo más chic, y me adorno con algo moderno y juvenil.

Toda mujer tiene su cofre de joyas, su cajita de tesoros. Muchas de nosotras coleccionamos piezas de nuestras abuelas o mamás, y uno que otro regalo especial de una amiga querida. Para nosotras es importante lo que guardamos en nuestro cofre; muchas veces tenemos hasta varios para nuestros tesoros. De ahí seleccionamos cada vez que queremos lucir súper lindas para mostrarle al mundo la imagen maravillosa de un ser especial que Dios creó para gloria de Su Nombre.

Lo que guardamos es importante, pero lo que guardamos en el cofre de nuestro corazón lo es mucho más. Solo que el corazón funciona un poco diferente a un cofre común, aunque sea de oro, con perlas incrustadas, tallado a mano, una antigüedad, sea como sea, no es como un corazón humano que constantemente debe estarse llenando, repletando, mientras más, mejor, de todo lo bueno que queremos tener guardado dentro para lucirlo en cada momento, cada día, en cada lugar, y durante el desempeño de cualquier actividad.

Cada mañana también debemos de sacar del cofre de nuestro corazón tesoros que nos mostrarán hermosas y relucientes, con brillo sin igual. Cada mañana debemos adornar nuestro atuendo con amor, gracia, misericordia, humildad, respeto por los demás, paciencia, perseverancia, y una incontable lista de dones desarrollados por Dios en nuestro espíritu, que hablarán por nosotras, que le dirán al mundo quien y de quien somos, a que reino pertenecemos, si somos agente de luz y de amor, cual es nuestra misión, y que propósito yace escondido detrás de cada acción. Nuestras joyas invisibles son las que adornan o afean cada palabra, cada movimiento, cada pensamiento, cada acción.

“Una persona buena produce cosas buenas del tesoro de su buen corazón y una persona mala produce cosas malas del tesoro de su mal corazón. Lo que uno dice brota de lo que hay en el corazón” Lucas 6:45 NTV

¿Cómo llenar mi corazón? ¿De dónde elijo lo que he de ponerle dentro? ¿Cuál es la fuente que repletará hasta rebosar el tesoro de mi corazón? ¿Podré encontrar estas joyas preciosas en los lugares carentes de luz y gobernados por la maldad? ¿Seré cuidadosa de todo lo que entra a mi vida, a través de la vista, oído, y demás sentidos? ¿Seré selectiva? ¿Seré cuidadosa? ¿Pondré joyas falsas que afean mi vida en el tesoro valioso de mi corazón, o solamente elegiré aquellas joyas que Dios pone en mi vida para edificación?

Debemos llenar nuestro corazón constantemente de la Presencia de Dios. No podemos vivir sin tener nuestros tiempos de calidad con Dios, cuánto más diarios los podamos tener, mejor. No podemos avanzar en nuestras semanas sin tener nuestros tiempos de devocionales, de reflexión, de hablarle, de escuchar Su voz en nuestro corazón, de permitirle enseñarnos, guiarnos, de recibir su corrección justa y amable, Sus palabras de ánimo, Sus planes, y donde comparta con nosotras pequeñas imágenes de Su visión para nuestras vidas. No podemos, dejar de leer de Él, de escuchar de Él. Para eso, debemos de rodearnos de recursos Suyos con Sus enseñanzas, devocionales, y predicaciones.

Somos tan afortunadas que hoy en día tenemos un sinfín de recursos que nos hablan de Él, películas buenísimas y edificantes, una variedad de libros y modernos autores, reflexiones, estudios bíblicos personales o para hacer con grupos de amigas, y hasta hermosas tarjeticas con pequeños mensajitos para llenar nuestra vida constantemente de Palabras cortas e instantáneas; todo lo que necesitamos para llenar y repletar nuestro corazón de un tesoro agradable a Dios, que nos hará lucir más hermosas. Avanzaremos con rostros resplandecientes, impactaremos a nuestro paso, seremos instrumentos de vida y de amor, y contribuiremos para que el Reino glorioso de Dios llene la tierra, comenzando por el lugar inmediato donde estamos.

Querida amiga, llena el tesoro preciado de tu corazón con joyas invisibles pero percibibles que muestran a un corazón que ha pasado tiempo con Dios.

No descuides los tiempos a solas con tu Padre.

Con amor,

Nerlyn Domínguez

8 thoughts on “El Cofre de Nuestro Corazón

  1. Pastora Elys says:

    Amen!!! Por eso es tan importante mantener nuestro corazón sano para poder dar amor y un buen consejo para aquella persona q lo necesite. No podemos dar lo q no tenemos. Y si nuestro corazón es muy valioso por allí guardamos los tesoros q Dios nos regaló como el amor, gozó, Paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, etc. Para dar a los demás lo mejor de nosotros. Gracias Nerlyn por tan bella reflexión. Que Dios te continúe bendiciendo.

    • Nerlyn Dominguez says:

      Amén, pastora Elys, gracias por sus palabras sobre esta reflexión, el Señor también la continúe bendiciendo y usando para Su Reino, Amén!

  2. Dania Guardado says:

    Gracias Nerlin, por poner a un lado tu propia agenda y obedecer la voz de Dios. Hermosa lección. Que Dios te continue bendiciendo.

    • Nerlyn Dominguez says:

      Wow!! Hermosísimas palabras, que bendición tan grande el saber, que el mensaje que Dios puso en mi corazón ha bendecido tu vida. Sí, es un sacrificio separar tiempo para hacer las cosas que Dios pone en nuestro corazón como un deseo muy profundo, tan profundo y tan latente, que llegamos a entender que provienen de El, y que debemos hacerlo, porque traerá bendición a muchas vidas, y cuando ese propósito se cumple, recibimos nuestra recompensa.

  3. Mirna says:

    Q lindo Nerlin!!
    Que lindo se siente cuando podemos compartir con personas q tienen un corazón lleno de esas joyas 💎.
    Le pido a Dios que me llene de ellas cada día para ser su luz!!!
    Me encanta!!!
    Que Dios continue utilizado esas maravillosas joyas q el a puesto en tuuuu corazón ❤️
    😘

    • Nerlyn Dominguez says:

      Querida Mirnita,
      A través de tu preciosa amistad, todas las joyas guardadas en mi corazón han brillado con más luz; porque tú valoras mis virtudes y mi carácter, y ves en mi todo lo que Dios ve, me inspiras grandemente a ser lo mejor que puedo ser. Muchas gracias por tu sincera y valiosa amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *