Avanzando Hacia la Meta

La Procesión de Portobelo

No quiero decir que ya haya logrado estas cosas ni que haya alcanzado la perfección; pero sigo adelante a fin de hacer mía esa perfección para la cual Cristo Jesús primeramente me hizo suyo. Filipenses 3:12

Por la blusa morada que tenía, una compañera me habló de una tradición de su país. Los devotos del Cristo negro se visten de este color, y cada 21 de octubre avanzan por una larga peregrinación. En Portobelo, Panamá, miles de personas viajan para presenciar la procesión del Nazareno, como le dicen al Cristo negro. Lo curioso de esta procesión, me cuenta ella, es que toda la trayectoria la hacen, dando tres pasos hacia adelante, y dos pasos hacia atrás, lo que les toma muchísimo tiempo avanzar por las calles de este lugar, hasta llegar a su destino–la iglesia de San Felipe.

Esta forma curiosa de avanzar, tipifica algo en la vida del Cristiano. La vida del Cristiano es como la de este peregrinar—avanzamos confiados hacia nuestra meta para luego darnos cuenta que estamos retrocediendo. A veces creemos que nunca vamos a llegar. Así como la procesión del Cristo negro, nosotras también vamos lento, parecemos como estancadas en el mismo lugar.

Seguimos Caminando

Avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús. Filipenses 3:14

Nosotras avanzamos hacia nuestra meta cada vez que aprendemos. Sin embargo, tenemos mucho que aprender; la vida es una larga carrera de aprendizaje en la cual, nunca llegaremos a saberlo todo, a dominarlo todo, ni a evitar cometer errores. Las experiencias son parte del aprendizaje, cada momento vivido debe sernos de escuela. La Palabra de Dios también nos enseña, seremos transformadas, mientras más tiempo pasamos con ella.

Cada momento que pasamos con Dios, cada nueva enseñanza que nos da, cada Palabra que logramos interiorizar, son pasos que damos hacia adelante, los cuales nos llevan más cerca a nuestra meta. Después de dar tres pasos nos sentimos confidentes, para de repente notar, que estamos retrocediendo dos. Los pasos que nos atrasan son los errores, las malas decisiones, las demoras, la negligencia, o la inexperiencia. Estos son tiempos de peligro, podemos fácilmente enfrentarnos a sentimientos de derrota, y ser tentadas a mirar nuestra meta como un lugar imposible de llegar.

Avanzamos Hasta el Final

Todos los que salgan vencedores se sentarán conmigo en mi trono, tal como yo salí vencedor y me senté con mi Padre en su trono — Jesús. Apocalipsis. 3:21

Pero tan seguro como damos pasos que nos retrasan, si no desmayamos y no tiramos la toalla, avanzaremos hasta el final.

Animo, la procesión llega, nosotras también llegaremos. El propósito de Dios es que avancemos. No nos quedaremos en el mismo lugar si estamos constantemente en busca de nuestro avance, luchando por lo que queremos, esforzándonos y siendo valientes, creyendo y confiando. Vamos en línea recta, paso a paso hacia la meta. Al fin de cuentas, siempre estaremos caminando; no termina la carrera de nuestra vida hasta el último suspiro, mientras haya espíritu de vida en nosotras, debemos luchar por avanzar. Y así, tres pasos hacia adelante, dos hacia atrás, constantemente y sin parar, el lugar de nuestro destino que parecía lejos se irá acercando más y más, y llegaremos lejos, tan lejos como Dios nos quiera ver llegar, para alcanzar grandes cosas, para convertirnos en grandes personas, que supieron luchar y permanecer hasta el final.

Así como la procesión del Cristo negro, a su tiempo llega a su lugar, nosotras también vamos a llegar.

Deseando el Señor te de fortaleza en tu largo caminar y que nunca te detengas,

Nerlyn Domínguez, quien también lucha cada día para llegar a su meta.

 

 

 

8 thoughts on “Avanzando Hacia la Meta

  1. Irma says:

    Oh Nerlyn que belleza!! Gracias por compartir! La ilustración es perfecta! Y muy cierta!! Nunca lo había visto de esa manera, pero tienes toda la razón.
    Que Dios continue dándote ese bello don de la palabra!

    • Nerlyn Dominguez says:

      Amén, Amén, Amén, que así sea, es mi mayor anhelo. Qué feliz me hace que le haya gustado. Gracias por leerlo, y gracias por compartir su bello comentario y aun más, por su oración y deseo para mi vida. Dios la bendiga!!

  2. Mirna says:

    Me encanta esta reflexión porq me hace recordar
    lo que me hizo avanzar en la vida… después de tantos años de vivir estancada. Ya siento que e caminado y lo más lindo que podemos caminar y no nos cansamos…La palabra De Dios y su Espíritu Santo que me guía y me da la fortaleza que necesito. Y siempre dejando que sea su voluntad en mi vida… gracias Nerlin por tu hermosa reflexión. Q Dios continúe su voluntad en tu vida y puedas lograr tu meta pronto 🙏🏻😘

    • Nerlyn Dominguez says:

      Amén, Amén, que Dios cumpla Su propósito en mí. Gracias por tus oraciones, por tus deseos, y por ser parte de mis logros, pues al apoyarme leyendo mis escritos me ayudas a avanzar, y tus palabras alentadoras alimentan mi fe, impulsándome a caminar, provocándome a dar pasos constantes y precisos que me acercan más y más, a la meta que quiero llegar. Un beso, amiga, gracias!

  3. Leslie says:

    Estoy conmovida! Que mi simple comentario y sencilla descripción de esa tradición de mi país te inspirara de este modo. Dios tiene maravillosas maneras de conectarnos, de hablarnos! Además veo que investigaste más allá de lo que yo te conté.
    Así es el caminar del Pueblo de Dios…no es perfecto pero, juntos llegamos.

    • Nerlyn Dominguez says:

      Cuando usted me habló sobre el tema, ya podía verme escribiendo mi reflexión; me cautivó la forma en que hacen la procesión; además, alimentó mi curiosidad por saber más, y sí, estuve leyendo y aprendiendo más al respecto. Aprendí más de su pais y de su vasta cultura. Gracias por siempre comentarme cosas curiosas de Panamá, y mire, nunca sabe cuán lejos eso pueda llegar.
      Gracias por ayudarme a ampliar mi conocimiento, gracias por leerlo y por comentar tan bonitas palabras que me alientan a seguir haciéndolo.
      Dios la bendiga!

    • Nerlyn Dominguez says:

      Friend, thanks so much for your prayers, support, and for your daily motivation as well. I am missing you at work today. Be well.
      I send you my love.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *