La Viuda de Naín Recuperó a Su Hijo

Poco después, Jesús fue con sus discípulos a la aldea de Naín, y una multitud numerosa lo siguió. Cuando Jesús llegó a la entrada de la aldea, salía una procesion fúnebre. El joven que había muerto era el único hijo de la viuda, y una gran multitud de la aldea lo acompañaba. Cuando el Señor la vio, su corazón rebosó de compasión. “No llores”, le dijo. Luego se acercó al ataúd y lo tocó y los que cargaban el ataúd se detuvieron. “Joven–dijo Jesús–, te digo, levántate.” ¡Entonces el joven muerto se incorporó y comenzó a hablar! Y Jesús lo regresó a su madre. Lucas 7:11-15

Cuántas veces el Señor nos habrá dicho: No llores. Creo que incontables. Hay una cosa que el Señor Jesús siente por nosotras–compasión, una compasión que desborda en Su corazón, que siente hasta la gota más pequeña de dolor y que no le es indiferente. Nadie como Él nos entiende, nadie como Él nos conoce y sabe nuestras necesidades. La viuda de Naín sufría con razón, había perdido a su único hijo.

El hecho de que no se menciona su nombre, pero sí se da a conocer que era viuda, es importante. En estos tiempos una mujer sola, sin esposo, no tenía formas de sustento, estaba condenada a la pobreza y a vivir de la caridad de sus vecinos. Un hijo significaba una forma de cuidado, de ser atendida, de conservar su vivienda, de contar con ayuda para no depender de las limosnas ni de la caridad, y para mantener una posición más o menos digna, pues había al menos un hombre que se ocupaba de ella, la cuidaba y protegía, un hombre que le hiciera frente a los problemas que le vendrían.

Pero ahora, ella perdía a su único hijo. Viuda y sin hijos no es un cuadro alentador para una mujer de este tiempo, posiblemente entrada en años. ¿Qué futuro le vendría? ¿Qué estilo nuevo de vida le esperaba?

Pero Jesús se encuentra con ella en su desgracia. En este caso la viuda no lo buscaba. Ella no planea un encuentro con Él, no lo conoce, no sabe quién es. Ella está absorta en su dolor, solo tiene ojos para ese ataúd que se lleva a su hijo a un lugar donde nunca más lo verá, solo tiene corazón para llorar su desgracia, un llanto desconsolado por la preocupación de un futuro incierto.

En este caso, es Jesús quien viene a su encuentro. Jesús pasa por el mismo lugar por donde vienen ella, su hijo, y la gente que la acompaña. Maravilloso Jesús que siempre llega a tiempo, que conoce nuestros momentos más tristes, de mayor angustia, de mayor necesidad, momentos donde el dolor es profundo y donde las fuerzas no nos dan para gritar y buscar por Su ayuda, pues nos consume el dolor y la ansiedad por no poder hacer nada más.

Un encuentro con Jesús es un encuentro con la vida misma, donde las cosas que estaban muertas recobran vida, donde lo que estaba perdido toma esperanzas, donde de repente encontramos salida.

Él llegó en el momento preciso en la vida de la viuda de Naín. Por tener un encuentro con Él su hijo abandona la muerte oscura para volver a la vida. Ella recibe no solo a su único hijo sino también las esperanzas de un nuevo nivel de vida, más llevadero, más bendecido, más placentero.

A veces no estamos buscando a Jesús, pero Él nos encuentra. Contrario a lo que podamos pensar, Él nos entiende y la compasión en Su corazón rebosa por nosotras. Sus palabras tiernas nos dicen: No llores más. Ahora todo cambia, todo lo que estaba muerto vivirá, porque llegó el dador de la vida.

¿Qué murió en tu vida? ¿Murieron las fuerzas, las energías, las pasiones, los deseos, los sueños? ¿Murieron las oportunidades, las opciones, las puertas abiertas? ¿Murieron las ideas, los proyectos, los negocios, las empresas? ¿Murieron las habilidades, las destrezas? ¿Murieron los amigos, la calidad de vida, la alegría, la buena compañía?

¿Por qué motivo lloras? ¿Qué ves sin remedio y sin salida? ¿Podrá todo eso hacerle frente a la Presencia de la Vida y quedar inmóvil? ¿Acaso no nos podrá ocurrir como le ocurrió a la viuda de Naín, que recuperó aquello que vio muerto por tan solo un encuentro con la Resurrección y la Vida?

Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá aun después de haber muerto. Todo el que vive en mí y cree en mí jamás morirá. ¿Lo crees, Marta? Juan 11:25-26

No importa qué murió en tu vida, lo puedes recuperar, pon toda tu confianza en el único capaz de hacerlo resucitar.

Con amor y deseo de que todo lo importante para ti, sea lleno de vida,

Nerlyn Domínguez

9 thoughts on “La Viuda de Naín Recuperó a Su Hijo

  1. Mariela prool says:

    Debi haber leido esto anoche…poderoso Nerlyn, no cabe Duda alguna q Jesus es el dador de vida, de resurrección y de amor… Que El Señor continúe ministrandote en tus escritos,los cuales los recibo como predicas, porque realmente estas hablando de la palabra de Dios,gracias mujer virtuosa por compartir y no quedarte callada…DTB.

    • Nerlyn Dominguez says:

      Gracias, Mariela, por tus palabras, me da mucha alegría saber que este escrito ministrara tu vida y que lo recibieras con mucho cariño. Le doy las gracias y toda la gloria a Dios. Un abrazo.

  2. Maria Cambron says:

    NERLYN QUE MARAVILLOSO MENSAJE. QUE EL ESPÍRITU SANTO TE SIGA ILUMINANDO , GUIANDO Y DIOS BENDICIENDO. GRACIAS UN MENSAJE PERFECTO PARA MI CUMPLEAÑOS. ABRAZOS.
    MARIA CAMBRON.

    • Nerlyn Dominguez says:

      Gracias, Maria, por sus bellas palabras y oraciones, así sea, el Señor así lo haga. Me alegra mucho le llegará para Su cumpleaños y fuera de bendición a su vida. El Señor la continúe bendiciendo.

  3. MI MUY AMADA HMTA NERLYN, SIN PALABRAS HE QUEDADO SOLO ORAR Y ORAR X K EL ETERNO DIOS ME LA SIGA BENDICIENDO CADA DIA MAS, XQ YA ERES DE BENDICION EN MI VIDA ME EDIFICAN MUCHO TUS PALABRAS, CIERTO K SIEMPRE K CONFIEMOS EN EL AMOR DE NUESTRO PAPITO DIOS NO MORIRA NI LA FE, NI LA CONFIANZA MENOS EL AMOR K LINDO ES X CON TODOS OMG! BENDITO ERES MI JEHOVA JIREH TE AMO M BONITA YK SIGAN DERRAMANDOSE LAS GRANDES BENDICIONES DEL CIELO SOBRE TODOS, BESITOS

    • Nerlyn Dominguez says:

      Amén, Amén, lindas palabras, le doy inmensas gracias. Glorifico a Dios por haber tocado su vida con este mensaje, toda la gloria a nuestro Señor. Nuestro Dios todopoderoso la continúe bendiciendo y cuidando!!

  4. Q perdí mi Acturidad en mi y si soy esa viudad que le pide al señor que Mede lo que el ya save que está en mi corazón. Fuerzas paz perdón autoridad levantamiento y un corazón limpio solo para el mi Rey de Reyes solo quiero que tú dirijas mi vida mi corazón mis pensamientos mi palabras mis pasos solo tú señor 🙌🤴

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *