¡Gracias te Damos, Señor!

Entren por sus puertas con acción de gracias; vayan a sus atrios con alabanza. Denle gracias y alaben Su nombre. Salmo 100:4

Se acabó el año 2017, y con él todas las oportunidades que nos dio de crecer, hacer, compartir, aprender y de emprender los sueños y metas. Lo que quedó sin hacer, sin remedio deberá pasar para el año que empieza. Si aprovechamos el 2017 o no, si lo vivimos al máximo de nuestras habilidades y si usamos bien el tiempo o no, ya quedó atrás y nada podemos cambiar.

Pero hay una cosa que podemos y debemos hacer, darle gracias a Dios por cada oportunidad que tuvimos, por cada momento vivido, por cada momento compartido con nuestros seres queridos, por todo lo bueno que recibimos. Sí, debemos dar gracias. El agradecimiento es un sentimiento noble que agrada a Dios, no solo le agrada, sino que lo espera de nosotros, pues a través del agradecimiento preparamos el corazón para recibir más. Cuando apreciamos las pequeñas cosas, las simples y sencillas, los pequeños detalles que pasan sin dejar mucho ruido, nuestro corazón se ensancha para aceptar cosas mayores y mejores. En cambio, si despreciamos lo pequeño, lo común y aquellas cosas que recibimos sin pensarlo, nos descalificamos para recibir algo más.

Por eso, demos gracias. Demos gracias por todo lo que hicimos en el año 2017, por el trabajo y por la salud que tuvimos, pues muchos estuvieron en peor situación. Demos gracias por los alimentos; estoy segura que Dios proveyó cada noche un alimento que nos saciara y alimentara.

Demos gracias por todo lo aprendido, por las experiencias, aquellas dolorosas de las que creímos que no saldríamos ilesos, de aquellas experiencias donde todo lo vimos negro, sin salida. Demos gracias porque sé, que por difíciles que parecieran, Dios nos sacó de ellas, nos libró de males mayores, nos cuidó en la palma de Su mano para sacarnos del mal, para que la tormenta no nos ahogara. Sí, el Señor nos libró de muchas tormentas, nos sacó ilesos hasta el otro lado, nos dio una salida, y vimos la luz que deseábamos.

De todo eso aprendimos, por lo que somos mejores y más fuertes, ganamos sabiduría que es tan necesaria en la vida.

Al Señor le gusta el agradecimiento. A un corazón agradecido por cada momento feliz, de paz, de tranquilidad, de quietud, de deleite, el Señor les entregará más. Y creo fuertemente que, si tenemos una actitud de agradecimiento, simplemente podemos ver todas las cosas buenas que nos llegan, de una mejor manera. El agradecimiento prepara nuestro corazón para ver mejor todo lo bueno que nos rodea.

Entonces, así debemos empezar el año 2018, con agradecimiento. Debemos entrar por las puertas de este año con acciones de gracias, con alabanzas, júbilo, alegría, y pasión por vivir plenamente un nuevo año para el Señor—un nuevo año con nuevas oportunidades.

Oremos para saberlas usar bien, para hacer uso de toda la sabiduría adquirida a través de las experiencias pasadas, y para llevar a cabo cada labor que el Señor pone en nuestras manos. Oremos para que cada cosa que emprendamos sea la voluntad de Dios; para que el Señor quite de nuestro camino aquellas cosas que nos estorban y que nos distraen de nuestro propósito, aquellas cosas que, aunque buenas, nos quitan tiempo y energías para hacer las mejores.

Que el Señor nos de dirección para planear bien nuestro tiempo, el tiempo es valioso e irrecuperable. Que nos ayude a quitar del camino toda distracción, y nos mantenga enfocados, en todo lo que queremos y planeamos hacer para gloria de Su Nombre.

¿Cuáles son aquellas cosas que deseamos hacer, qué están en el fondo de nuestra mente como un deseo, una pasión que no se nos va, que cuando tenemos un momento a solas y de reflexión, nos sube al pensamiento y sentimos en el corazón, como un latido, como un sueño, como una idea que nos gustaría realizar?

¿Podría ser el 2018 el año que lo emprendamos? Es posible si podemos creer, si oramos pidiendo dirección, si tratamos y hacemos nuestra parte. Si ponemos a Dios como motor y director de la obra, Él puede darnos la estrategia, los pasos a seguir, la manera de hacerlo, la ayuda necesaria.

Pero debemos hacer buen uso del tiempo, orar y esforzarnos. Este año 2018 puede ser un año especial para muchos. La actitud de agradecimiento será clave, nos mantendrá con la cabeza puesta en su lugar, tranquilos y confiados, que lo que queremos y por lo que tanto luchamos, puede llegar, si lo seguimos intentando.

Despidamos este año dándole gracias a Dios por todo, por lo bueno, lo malo, lo regular, de todo aprendimos. Entremos por las puertas del año 2018 con acciones de gracias, con una actitud dispuesta, a vivir cada día de este año con intención, y a usar cada oportunidad lo mejor que podamos, y a apreciar nuestros pequeños logros, valorando lo que aprendamos en el intento, y viendo como un triunfo cada pequeño obstáculo que brincamos.

Dando gracias por lo vivido, y por lo que viene, es ciertamente, la mejor manera de vivir. Que vengan esas oportunidades que nos traerá el nuevo año, que estamos listos, en el Nombre de Jesús, Amén.

Quiero dejarles esta promesa para el año que comienza:

Y guiaré a los ciegos por camino que no sabían, les haré andar por sendas que no habían conocido; delante de ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo escabroso en llanura. Estas cosas les haré, y no los desampararé. Isaías 42:16

Presentemos el año 2018 al Señor para que lo bendiga, para que bendiga cada día de él, para que nos lleve por Su buen camino, quitando los obstáculos, haciéndonos caminar por camino allanado, y tomándonos de la mano, guiando e iluminando nuestros pasos, para que cada día lo vivamos para la gloria de nuestro Señor Jesucristo. ¡Amén!

Muchas bendiciones. ¡Feliz Año Nuevo!

Con cariño,

Nerlyn Domínguez

Reflexión para el programa radial del Ministerio Cristiano Senderos de Luz, domingo 31 de diciembre, 2017 que sale al aire por Radio Fiesta 1380 AM y 96.9 FM.
Están cordialmete invitados a sintonizarlo cada domingo de 11:00 a 12:00 pm.

 

4 thoughts on “¡Gracias te Damos, Señor!

    • Nerlyn Dominguez says:

      Gracias, Iraida, me alegro mucho, le doy gracias a Dios por usarme por este medio para bendecir tu vida, a Él la gloria por siempre.
      Gracias por tus palabras de agradecimiento.
      Un besito y cariños para todos 💞

  1. Oriana Perez says:

    Feliz Año Nuevo querida; El Señor nos muestra un camino claro y despejado, que a veces no logramos ver ni distinguir su propósito y pensamos que está todo bien, pero los recursos están frente a nosotros llenos de bondad y abundancia espiritual Gracias por reavivar nuestro espíritu!! Que este Nuevo Año sea mucho mejor. De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 corintios 5:17 Soy Oriana

    • Nerlyn Dominguez says:

      Hola Oriana!!! Que gusto recibir su mensaje aquí en mi Blog, que lindo placer. Sí, los recursos están en nosotros mismos, el Señor nos ha llenado de habilidades con las que podemos servile. Sin duda, este año 2018, estará lleno de oportunidades para servirle y entregar de lo que el Señor ha puesto en nosotras. Es mi deseo que hagamos todo lo que podemos hacer, y seamos todo lo que podemos ser, para bendición de los demás, para dar y llevar el amor de Dios a todos lo que estén deseosos de recibirlo, Amén!
      Que Dios nos use abundantemente a ambas, para gloria de Su Nombre. Amén!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *